Renny Ottolina, un fatídico accidente se llevó al Número 1

El presentador Renny Ottolina falleció el 16 de marzo de 1978, hace 40 años. Se le consideraba el animador principal de la televisión de Venezuela y su candidatura presidencial animó a un país. En su nombre, Caraota Retro…

Renny Ottolina es visto en Venezuela, al menos por un gran sector de la población, como un espejo donde los comunicadores pueden mirarse para encontrar la excelencia.

El impaciente. El adelantado. El perfeccionista. El arrogante. El Número 1. Este valenciano, nacido el 11 de diciembre de 1928, hizo de la televisión una plataforma para promover el país. Con su oficio dejó claro cómo entendía la Venezuela que anhelaba y que, obviamente, nunca tuvo. Poco ha cambiado desde entonces.

Meses antes de su tragedia, escribió un mensaje para el país que recoge el autor Carlos Alarico Gómez en su libro Renny Ottolina, vida y tiempo, de Armitano Editores, de donde además Caraota Digital reprodujo la siguiente fotografía.

El país fue una constante en su postura como comunicador. Foto: Reproducción del libro Renny Ottolina vida y tiempo, del autor Carlos Alarico Gómez.

“Amigos, 1978 será un año trascendental para nuestra patria. Será el año cuando los venezolanos decidiremos nuestro camino. Cuando habremos de decidir si el futuro de nuestros hijos será del facilismo, del ausentismo laboral, de la holgazanería y de la falta de orgullo nacional.

O si por el contrario, decidiremos escoger para ellos y para nosotros el camino más difícil, pero lleno de nobleza, que es el camino del esfuerzo constructivo, del rescate de la dignidad y del amor por la venezolanidad.

1978 será el  año del comienzo del esfuerzo creador para que Venezuela deje de ser un pobre país tercermundista y ocupe su lugar como una gran nación que debe ser a través del rescate de los valores patrios”. Con información de Caraota Digital

Ver También

Cristiano Ronaldo pasó por el reconocimiento médico de la Juventus

Este lunes, el astro portugués Cristiano Ronaldo llegó al J Medical, la clínica de la …