La campaña del hambre en Venezuela: la comida convertida en la estrella de las elecciones

El oficialismo reparte bonos y panes como si fueran limosnas, el evangélico Javier Bertucci cocina sopas en calderos gigantes y los activistas de Henri Falcón distribuyen billetes falsos de 100 dólares para promocionar su idea de dolarizar el país. Así se viven las campañas para las elecciones presidenciales, con el hambre y los problemas como protagonistas, reseñó El Mundo. 

Una campaña por más pintoresca, donde las ideas han quedado de un lado y el hambre que viene consecuencia a la crisis que vive el país protagoniza los discursos.

“Esta vaina es terrorífica, una locura. He estado ocho horas en la cola. Y si estoy aquí no puedo trabajar para comprar los alimentos de mi familia. Yo soy cristiana y este apocalipsis ya está escrito en la Biblia” dijo para El Mundo Carmen Mendoza, de 43 años, tras pasarse un día a las puertas del Abastos Bicentenario de Plaza de Venezuela.

La hiperinflación obliga a los venezolanos a maratones desesperados para sobrevivir en el país donde el salario mínimo mensual de 2.550.000 bolívares no sirve ni siquiera para comprar un kilo de carne, que esta semana ya cuesta más de tres millones.

“Vienen tiempos grandiosos para Venezuela. Estoy listo para hacer la gran renovación de la patria y lo vamos a hacer después del 20 de mayo” aseguró Nicolás Maduro en diversos actos de campaña.

En el Día de la Madre, Maduro regaló un millón y medio de bolívares a las cinco millones de madres patriotas, portadoras del carnet de la patria. Con ese dinero ni siquiera se pudo regalar un ramo de flores, que en Caracas cuesta hoy alrededor de dos millones de bolívares.

El chavismo ha situado la comida en el centro de su mensaje, incluso de su gestión, convertida en un instrumento de su control social. Así lo reflejan las encuestas: el 54% cree que puede perder los beneficios que se reparten a través del carnet de la patria o que incluso pueden ser agredidos si votan por uno de sus rivales.

Una tercera parte de la población está convencida de que ese carnet, que se presenta en los “puntos rojos” instalados junto a los centros electorales, permite al Gobierno saber cuál fue su voto en las urnas.

Con información de Caraota Digital.

Ver También

Elecciones en Colombia: ¿Por qué en este país nunca triunfó un candidato de izquierda?

“Vote para que Colombia no sea otra Venezuela”. Ese es el mensaje que se lee …